sábado, 19 de julio de 2008

¡Lunetas!


Considero que soy una cocinera muy sensible a los colores y al elemento visual de la comida, a veces incluso olvido el valor nutricional de un alimento que me encanta a primera vista. Eso me sucedió hace algunos días. En mi última visita al cine me topé con una máquina maravillosa, una expendedora de M&M's (o lunetas, como las llamamos los mexicanos) de todos los colores imaginables, desde verde lima hasta plateado y magenta. ¡Lunetas de todos los colores! - exclamé emocionadísma. Jamás había visto un artefacto semejante, y de inmediato supe que quería comprar una bolsita de esas confituras. Escogí colores que me agradaron y me parecieron combinables, y entré feliz a la sala de cine con mi bolsita en mano. A la porra con las calorías, las lunetas rifan.

sábado, 12 de julio de 2008

Plat du jour: Ratatouille

Estamos en pleno verano, ¡Es temporada de berenjenas! Esta cosa con forma de pera, lisa y morada, no es una verdura, sino una fruta. Más precisamente, una mora. Eggplant, aubergine, melanzana, son nombres que se le dan en diferentes latitudes al mismo producto. La berenjena, poco consumida en México, es básica en la cocina mediterránea y medio oriental. Fácil de combinar con otros vegetales, se le llama eggplant en inglés porque cuando los frutos son pequeños tienen forma de huevo.

El plat du jour de hoy se ha popularizado gracias a la película de Pixar, Ratatouille. El famoso platillo de la rata es un guisado vegetariano, típico de la región de Provençe (Francia), perfumado con aceite de oliva y hierbas aromáticas, y cuyo ingrediente fundamental es la berenjena. Ya sé que muchos de ustedes ODIAN las verduras, pero puedo asegurar que esto queda verdaderamente delicioso. Hay tantas recetas como abuelas francesas, la que yo comparto contigo, lector querido, es la que más me gusta a mí, los vegetales están cocidos sólo el tiempo necesario, uso bastante ajo y hierbas. Si no te gustan, puedes disminuir la cantidad, pero no los omitas, le restaría personalidad a tu Ratatouille. Yo creo que la cocina puedes hacer algunos ajustes hasta obtener algo que te guste. Sin más rollo, va la receta:

Ratatouille

Esta guarnición vegetariana es una de mis favoritas, especialmente combinada con arroz integral a la naranja. Puedes rellenar una baguette con la ratatouille sobrante, o también preparar crepas saladas… Esto es súper versátil y generoso, con pocos ingredientes sale suficiente ratatouille para un familión.
Ingredientes
2 cebollas blancas
2 dientes de ajo
1 berenjena
1 calabacita
2 morrones verdes
8 jitomates pequeños
2 ramitas de romero fresco
3 ramitas de tomillo fresco
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Procedimiento
Precalienta el horno a 180°C.
Pela y corta en tiras gruesas la cebolla y el ajo. Retira el tallo a los morrones, berenjena y calabacita. Corta el morrón en tiras gruesas, la calabacita en rodajas, y la berenjena en cubos y el jitomate en octavos (abre a la mitad y luego corta cada mitad en cuatro).

Combina todos los vegetales y las hierbas en un recipiente para horno. Sazona con sal y pimienta, y rocía con un poco de aceite de oliva. Remueve un poco para cubrir bien.

Cubre el recipiente con papel aluminio y hornea durante 45 minutos. A este punto, los vegetales deberán estar cocidos pero no dorados, y habrá algo de líquido en el fondo del recipiente. Retira el papel aluminio y hornea por 30-45 minutos más, revisando continuamente, hasta que los jugos de cocción hayan evaporado y los vegetales se vean asados y lindos.

Retira las ramas de romero y tomillo, y sirve caliente, tibio o frío. La Ratatouille es aún más rica al día siguiente ;-)

sábado, 5 de julio de 2008

Not an android


This blog is not dead. Will update soon.

sábado, 10 de mayo de 2008

La fille à l'avocat


Por Anne Beauchard. Me encanta.

viernes, 2 de mayo de 2008

Acuarelas que me inspiran a cocinar




Tetera chorreante, tacita de porcelana china... ¡Hierbas aromáticas! Albahaca, salvia, romero, cilantro, y cebollín (mi favorito). Éstos son dibujos a tinta-acuarela, hechos por la ilustradora británica Kate Wilson. Aquí está su portafolios.

sábado, 12 de abril de 2008

Caffè alla italiana

Hoy... los famosos biscotti. Un biscotti o cantuccini es una galleta algo dura que a los italianos les gusta remojar en café o en vino dulce. Su nombre significa "cocido dos veces", porque primero se hornea una hogaza alargada, después ésta se rebana, y las rebanadas se llevan de vuelta al horno a tostar. Esta es una de mis recetas favoritas de biscotti, adaptada de aquí. Rústicos y aromáticos, la base de estos biscotti son las harinas integrales y el azúcar morena, perfumados con el trío chocolate-naranja-almendras. Simplemente deliciosos.

(En caso de que te estés preguntando en dónde compré ese juego de tacitas para espresso, las compré en Roma, en la Via Repubblica... creo)

Biscotti de almendras y chispas de chocolate

2 tazas de harina de trigo integral
2/3 de taza de harina de avena (licúa hojuelas de avena)
1/2 cdita. de sal
1 cdita. de polvo de hornear
1 barrita de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
3/4 de taza de azúcar morena
2 huevos
Ralladura de una naranja
1/4 cdita. de extracto de vainilla
1/3 taza de almendras picadas
3/4 taza de chispas de buen chocolate semiamargo

Precalienta tu horno a 165 °C.

Combina estos ingredientes secos en un tazón mediano y reserva: Harina de trigo integral, harina de avena, sal y polvo de hornear.

A mano o con una batidora eléctrica, acrema la mantequilla con el azúcar, hasta que esté bien cremosa y un poco más clara que cuando comenzaste. Agrega los huevos, ralladura de naranja y extracto de vainilla. Mezcla bien, para que los huevos estén bien distribuidos.

Añade los ingredientes secos y mezcla un poco, sólo hasta que la masa se vuelva sólida y la mayor parte de la harina se absorba. Incorpora las almendras y las chispas de chocolate, cuidando que queden bien distribuidas.

Ahora es tiempo de dar forma y hornear los biscotti. La masa deberá ser consistente y fácil de trabajar, pero puedes enharinar un poco tus manos y la mesa para evitar pegajosidades. Forma con la masa una hogaza aplanada, de unos 10 cm de ancho por 25 cm de largo. No tiene que ser perfecta – los biscotti rústicos son igualmente ricos. Coloca la hogaza en una charola para hornear sin engrasar y hornea durante 25 minutos, para que la masa esté firme y dore un poco. Ésta es la primera de 2 horneadas.

Retira la hogaza del horno y baja la temperatura a 150°. Deja que la masa se enfríe durante al menos 10 minutos. Necesitas que esté un poco firme para que los biscotti no se rompan al cortarlos.

Corta la hogaza al sesgo en biscotti individuales de 2 cm de ancho. No cortes estos biscotti demasiado delgados, por las chispas de chocolate. Acomoda las rebanadas con el lado cortado hacia arriba en la charola para hornear y llévalas al horno por segunda vez. Deben quedar secas y firmes, esto toma aproximadamente 30 min. No saques los biscotti del horno demasiado pronto, si lo haces no quedarán crujientes. Es un poco difícil porque aún pueden estar ligeramente suaves al salir del horno, pero se endurecerán al enfriarse. Busca que la base de los biscotti esté dorada-cafecita.

Esta receta alcanza para 12 biscotti grandes.

viernes, 11 de abril de 2008

With tangerine trees and mermelade skies...


Tal vez esta foto está un poco fuera de estación (¡aquí en Morelia hace CALOR!), pero no puedo sino maravillarme ante el reino Plantae y el genial fotógrafo belga que descubrió la belleza en una cáscara de mandarina. ¡Es simplemente increíble! Esta imagen me inspira a cocinar y escribir, a observar y saborear...

Para ver más arbolitos, haz click aquí.